¡Desarrolla tu imaginación! 20 ideas para mejorar tu creatividad.

Hemos seleccionado una lista con 20 ideas para mejorar tu creatividad. Desarrolla tu imaginación practicando con las que más te gusten. Que las musas te pillen trabajando. Si quieres ser un buen escritor, ya sea con estas ideas o con otras, no pares de escribir y exprimir la creatividad que está dentro de ti. Practica.

1.- Una historia clásica en un una ambientación diferente.
Las novelas clásicas, que han llegado a la actualidad, han demostrado sobradamente que superaron el filtro del tiempo. Este filtro es muy exigente y sólo deja pasar historias de calidad. Las buenas historias son válidas en cualquier contexto y época. Son universales, apropiadas para todas las culturas. Así que no es mala idea basarte en una novela clásica, actualizarla en el tiempo, darle un toque especial y sacarla adelante. Te puedes inspirar, por ejemplo, en Shakespeare o en cualquier otro de los grandes.

2.- Escribir sobre tus sueños y fantasías.
Todos fantaseamos. Es una de las característica que nos define como humanos. A menudo nuestras fantasías son especialmente creativas. ¿Por qué no aprovechar esa creatividad? Entonces, si tu fantasía fuera pisar Júpiter, o participar en un programa de televisión y hacerte famoso, siempre puedes utilizar esa creatividad como idea para tu novela.

3.- Especular sobre el futuro.
Estamos sentados frente del mar, observamos el horizonte, dónde se unen el mar con el cielo, y en ese momento, ¿en qué pensamos? ¿En qué pasará en el futuro? Es posible. ¿Encontraré a mi amor? ¿Conseguiré ese trabajo? O incluso nos preguntaremos si seremos capaces de escribir esa novela. Especular sobre el futuro ejercita nuestra creatividad. De ahí podemos conseguir grandes historias.

4.- Juegos, en el artículo.
En Cómo mejorar tu creatividad con estos 12 juegos, explicamos algunos de ellos para activar tu imaginación.

5.- Conversaciones.
De las conservaciones, ya sean las que tu has tenido o que te hubiera gustado tener, o conversaciones que escuchas mientras caminas por la calle o viajas en el autobús, se pueden obtener grandes historias. Un escritor siempre debe estar atento, porque las historias, las más reales, las que más interesan a los lectores están en la calle, en las casas, en los hospitales, en la panadería o en cualquier otro sitio donde suceda (o no ) algo.
Recuerda escribir la conversación en papel o electrónicamente para que no se te olvide.

¡Desarrolla tu imaginación! 20 ideas para mejorar tu creatividad.
Imagen de pixabay.com

6.-Aprovechar nuestros temores.
Al igual que aconsejamos aprovechar nuestras fantasías, también podemos utilizar nuestros temores, en especial para novelas que requieran tensión. Por ejemplo, cuando esperamos a que nuestro hijo llegue de madrugada porque ha salido con los amigos, algunas veces ,nuestra imaginación nos crea historias llenas de temores. Por suerte, casi nunca pasa nada y todo se resuelve con un «ya estoy en casa». Esa creatividad que nos castiga con historias negativas también la podemos aprovechar para la creación de nuestra novela.

7.- Inspirarte con elementos de tu alrededor.
No sólo te pueden inspirar las personas de tu alrededor o sus conversaciones, también las elementos inertes, las cosas, te ayudar a crear estupendas historias. Por ejemplo, ponte a escribir sobre una mesa. ¿de qué país habrán obtenido la madera? ¿Qué cosas habrá visto el árbol en cuestión? Tal vez, una pareja de enamorados hablaron sobre su futuro juntos a la sombra de sus ramas, antes de que una maquinaria terrible cortara el tronco sin piedad. Elige algo de tu alrededor y ponte a escribir.

8.- Escucha una canción y escribe.
Los compositores suelen ser buenos escritores creativos. Las canciones que componen son historias. Podemos centrarnos en una canción que nos guste y alargar la historia, ¿Qué infancia tuvo el protagonista?¿Cuales serán sus sueños? Aprovecha las historias cortas de tus canciones favoritas.

9.- Tus recuerdos desde diferentes perspectivas.
Cada vez que rememoramos un recuerdo cambiamos la historia, añadimos o quitamos algo y la volvemos a guardar en nuestra mente  con una nueva versión. Pero además, si cogemos ese recuerdo y lo intentamos escribir desde diferentes puntos de vista, desde las perspectivas de cada uno de las personas incluidas en ese recuerdo, pues esa creatividad la podemos usar para nuestra novela, o incluso para ejercitarnos como escritores.

10.- Imagina una entrevista con un extraño.
Vas por la calle y ves una persona que te parece interesante, incluso extraña y te imaginas que preocupaciones tendrá en su vida, sus fantasías, sus miedos. Ahora piensa que tuvieras la oportunidad de hacerla una entrevista, ¿que le preguntarías? Y lo mejor de todo, ¿qué crees que te respondería?. Exprime tu cerebro con las supuestas preguntas y respuestas.

11.- En el trabajo.
Cuando somos pequeños queremos ser astronautas, policías, famosos, príncipes o princesas, cocineros de prestigio, todo depende de la profesión que estuviera de moda en nuestra infancia. Imagina ahora que hubieras conseguido ser astronauta, ¿cómo sería tu vida? ¿Cuales serían tus retos? Por otro lado, inventa un acontecimiento grave en tu lugar de trabajo actual, como por ejemplo, una disminución grande de plantilla ¿cómo reaccionarías? ¿cómo reaccionarían tus compañeros? ¿Cómo afectaría eso a tu vida y a las suyas?

12.- Frases de otros libros.
Esto es un juego muy habitual entre escritores y del que ya hablamos en otro post. En resumen, abre un libro cualquiera, marca con el dedo al azar una frase y ponte a escribir sobre ella. O utilízala como frase de inicio o la frase final, a donde quieres llegar. Úsala como quieras, como más te exprima el cerebro para mejorar tu creatividad y hacer que las musas se acerquen a ti. Puedes comprar otros en Amazon para extraer las frases dependiendo del género.

13.- Caminos diferentes.
Imagina que un día cualquiera, un lunes mismo, en el que tomarás decisiones diferentes a las que tomas normalmente. En vez de café, poleo-menta, en vez de en coche, voy en metro, o incluso en vez de ir al trabajo me voy a un Spa o decido no ir a recoger a mi hijo a la puerta del colegio. ¿cómo sería tu día? ¿Qué pasaría? Porque seguro que sería un día muy diferente, no se si divertido o no.  Muchas veces hay que salir de la rutina (aunque sea imaginariamente), para que se nos ocurran historias sorprendentes.

14.- El poder del olor.
El olor ancla los recuerdos intensamente. La comida desprende olores que nos llevan a recuerdos a los que de otra manera no podríamos acceder. Puedes probar a cocinar y dejar que tu imaginación vuele y ver dónde te lleva.

 15.- Ser valiente, pero con tu personaje.
A menudo no somos lo valientes que nos gustaría ser, no porque seamos cobardes, sino porque valoramos las consecuencias y en muchos casos esa valentía de las historias de ficción no compensa en la vida real. Pero con nuestro personaje podemos hacer lo que nos le da gana, para eso lo hemos creado, para experimentar y si muere, no pasa nada, lo reanimamos un poco y a la siguiente historia. Utiliza el personajes para enfrentarte con valentía y sin miedo a perder la integridad física ni moral. La creatividad se disparará y el bien estar emocional te lo agradecerá ya que liberas tensión.

16.- Fotos antiguas
No sabría explicar el porqué, pero cuando veo una foto antigua, en blanco y negro, rápidamente mi imaginación vuela. No tardo en crear una historia para ese personaje, una vida, unos temores, unas fantasías. Os recomiendo buscar fotos antiguas de vuestros familiares, y si no poseedores de esos tesoros, también podéis buscar por Internet.

17.- Preguntas extrañas a Google
En general somos curiosos, algo cotillas diría yo. Lo tenemos en nuestros genes. Esa curiosidad para conocer ha sido vital para nuestra evolución. Por eso nos gusta leer, saber, y por eso nos gusta preguntar. Preguntamos de todo, y en estos tiempos a esas preguntas nos responde Google. Este buscador sabe lo que nos interesa. Y los escritores lo podemos utilizar para investigar y sacar ideas de que le interesa a la gente, sobre todo esas preguntas extravagantes que pueden activar nuestra imaginación.

18.- Noticias.
Yo he escrito en otros artículos de este blog que no me gusta escribir sobre temas de actualidad. Suelen ser dramas o temas desagradables. Pero entre todas esas noticias, se puede encontrar alguna pepita de oro. Una noticia de alguna historia que nos inspire, de tal manera, que tengamos la necesidad de escribir una novela sobre ella. De hecho, me consta, que muchas novelas empezaron por ahí.

19.- Un diario de otro.
Todo lo que sea escribir siempre viene bien. Un diario te obliga a escribir todos los días. Hay gente que tiene esa disciplina, pero yo no. Otra opción es escribir un pequeño diario como si fueras un personaje de tu historia. Es una buena manera de activar tu creatividad y de darle vida a tu personaje en la cabeza. Así, cuando el personaje hable en un diálogo conseguiremos que sus palabras parezcan más reales.

20.- Caminar por las calles
Cuando visitas una ciudad y caminas por sus calles es fácil imaginarse historias de las gentes que vivieron allí tiempos atrás. También podemos imaginarnos que pensarán en un futuro de nosotros, los que caminamos ahora por esas calles. Siempre, pensar en un pasado o futuro inciertos nos activa la creatividad.

Otros artículos relacionados de inspiración literaria.

Esta entrada fue publicada en Escritura creativa, Inspiración literaria, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.