“En la sombra”, el príncipe Harry.

Introducción
6 puntos principales del libro.
—–Primera parte – La niñez del príncipe Harry.
—–Segunda parte – Acoso de la prensa.
—–Tercera parte. La transición a adulto.
—–Cuarta parte. Momentos de depresión.
—–Quinta parte. Su mujer, Meghan Markle.
—–Sexta parte. Mejorar el mundo para su hijo.
Resumen final
Algunas citas del libro “En la sombra”
Vídeo del artículo.

Introducción

La muerte de Diana, la princesa de Gales, fue un golpe duro para toda la sociedad británica, pero más aún, para su hijo, el príncipe Harry. En “En la sombra”, Harry relata ese terrible acontecimiento y otros muy relevantes de su vida. Su editor, Penguin Random House, asegura que el libro se escribió con total sinceridad, circunscribiéndose a la verdad. Habla sobre de su niñez, como miembro de la realeza, su servicio militar, respecto a su pareja (la actriz Meghan Markle) y hasta de su paternidad.

En la sombra

A la par que la publicación del libro se ha emitido, a través de la plataforma de Netflix, un documental sobre Harry & Meghan, donde se puede ver detalles de su vida de pareja y algunos acontecimientos que la prensa no había hecho público antes, además de fotos inéditas. Mediante los derechos de la venta del libro y la docuserie Harry y Meghan esperan aumentar su cuenta bancaria, valorada actualmente en más de 10 millones.

Harry es el sexto en la línea de sucesión al trono. Es hijo de Carlos III y Diana de Gales. Nació en 1984 y su vida siempre fue pública. En el año 2018 contrajo matrimonio con su actual esposa Meghan Markle. Archie es su hijo. Harry y Meghan son los fundadores Archewell, que en otros otras ayudas, recientemente, han donado tres millones de euros para la lucha contra el coronavirus, han colaborado con la reubicación de refugiados de Afganistán y Ucrania y dan de comer a miles de personas sin medio.

Para analizar el libro “En la sombra”, lo vamos a dividir en 6 puntos principales.

Primera parte – La niñez del príncipe Harry.

En la primera parte nos cuenta su niñez viviendo en el Palacio de Kensington y la relación con su madre. Ambos estaban muy unidos.

En su infancia tuvo problemas de dislexia, le costaba concentrarse en las tareas del colegio, no se sentía cómodo al exteriorizar sus emociones. Además, hay que sumarle el fuerte impacto de perder a su madre y la presión de ser una figura pública constantemente observada.

La relación con su padre siempre fue extraña. Pocas veces le trató con cariño, prefiriendo la fría comunicación por carta a hablar en persona. Este fue uno de los motivos por los que el príncipe Harry abandonó la vida de palacio.

El príncipe Harry

El príncipe cuenta que a los 20 años escuchó la historia de lo que su padre contestó a su madre cuando ésta le dijo que estaba embarazada. “¡Perfecto!, ahora que me has dado un heredero tu trabajo a terminado.” Supuestamente bromeaba, pero ese mismo día su padre estuvo con su novia Camila.

La falta de libertad, al ser un personaje público, siempre le ha abrumado, pero nada que ver cuando su padre le despertó una noche a los 12 años. “Ella no lo logró”. Se refería a su madre, y al accidente de coche que la causó la muerte.

Segunda parte – Acoso de la prensa.

En esta segunda parte detallamos los años posteriores a la traumática muerte de su madre. Al principio, la prensa tuvo algo de piedad con Harry, pero luego su vida daba oro, así que no le dejaban ni a sol ni a sombra. Lo positivo de ese acoso, comenta Harry, es que ha aprendido a aceptar las críticas y ha fortalecido sus ideas, atacadas por todos los flancos por la prensa. Los años que estuvo viviendo en un internado fueron los que más pudo descansar de esa constante vigilancia.

Tercera parte. La transición a adulto.

Pasamos a la tercera parte. El príncipe Harry comenta detalles de su vida ya de adulto, como vivió en el ejército y pormenores de su matrimonio. Dada su posición, tuvo que aprender a ser un líder. Se esforzó por superar los obstáculos que supone la transición de convertirte en un hombre. Trabajó el gestión de sus emociones y quiso ser más comprensivo con las personas a su alrededor.

Las comparaciones con su hermano y su padre siempre le afectaron. “Sentía que me comparaba constantemente con mi hermano y mi padre, que me juzgaban constantemente y que nunca era lo bastante bueno«. En el libro el príncipe Harry asegura que su padre no estaba preparado para las responsabilidades paternas; falta de paciencia, de tiempo, Carlos III no estaba capacitado para la paternidad soltera.

Del ejército el príncipe Harry no tiene opiniones negativas. Dio un giro a su vida. Interiorizó la disciplina, intensificó su resiliencia y aprendió la importancia del trabajo en grupo. Gano confianza en sí mismo.

Los problemas los tuvo con las drogas y el alcohol. Aunque al final aprendió a rechazarlas, a pesar de las presiones sociales a la que estaba sometido. Harry cuenta que aceptar su identidad fue un proceso muy duro.

Cuarta parte. Momentos de depresión.

En la siguiente parte cuenta esa parte de su vida en la que pelea contra sí mismo, contra la depresión. Llegó a tener pensamientos suicidas. La superación de esas barreras le ha dado el coraje para convertirse en la persona que es hoy. Habla de la importancia de rodearse de seres queridos que te aporten energía y no sean tóxicos. También cuenta que en esta etapa aprendió a que no hay que sentirse avergonzado por pedir ayuda, cuando realmente se necesita.

Quinta parte. Su mujer, Meghan Markle.

En la quinta parte del libro habla sobre su mujer, Meghan Markle. «Soy muy afortunado de haber encontrado a alguien que me entiende y me ama por lo que soy». Su amor le ha dado fuerza para vivir con alegría. Se respetan mutuamente, se sacrifican si es necesario el uno por el otro y gozan de buena comunicación, indispensable para que un matrimonio no se derrumbe.

Harry y Meghan

Agradece a Meghan que le haya ayudado a encontrarse a sí mismo y que le acepte tal y como es. Con ella a su lado, se ve con fuerzas de enfrentase a cualquier obstáculo que se interponga en sus vidas.

Sexta parte. Mejorar el mundo para su hijo.

En la última parte, el príncipe Harry reflexiona de su faceta como padre y de como se implica en enriquecer el mundo. “Estoy muy emocionado de ser padre y tener la oportunidad de criar a mi hijo en un mundo mejor que en el que crecí”. Un mundo comprensivo, más igualado y sostenible.

Resumen final

En “En la sombra”, leeremos la vida del príncipe Harry, duque de Sussex. Desde su infancia, el traumático accidente de su madre, la tranquilidad del internado, su lucha contra la prensa, la enriquecedora vida en el ejército, su matrimonio, su hijo y su trabajo en las organizaciones sin ánimo de lucro.

El transcurso de toda su existencia, las alegrías y las penurias, los obstáculos que ha debido superar. Todo ello con el objetivo de conseguir una identidad y de ser quién es hoy en día.

El libro se puede comprar en Amazon

Citas del libro “En la sombra”, el príncipe Harry.

“Cuanto más cariñoso es el recuerdo, más profundo es el dolor”.

“No hubo juicio al respecto, pero tampoco ambigüedad. Yo era la sombra, el apoyo, el Plan B. Me trajeron al mundo en caso de que algo le pasara a Willy. Fui convocado para brindar apoyo, distracción, diversión y, si fuera necesario, un repuesto. Riñón, tal vez. Transfusión de sangre. Médula ósea. Todo esto me quedó explícitamente claro desde los inicios de mi vida y se reforzó regularmente a partir de entonces”.

“Amo a mi Madre Patria, amo a mi familia y siempre lo haré. Ojalá, en el segundo momento más oscuro de mi vida, también hubieran estado ahí para mí. Y creo que algún día mirarán hacia atrás y desearán haberlo hecho también”.

“No era que ella no sintiera emociones. Por el contrario, siempre pensé que mi abuela experimentaba todas las emociones humanas normales. Ella sabía mejor que el resto de nosotros los mortales cómo controlarse.”

“De alguna manera él era mi espejo, de alguna manera era mi opuesto. Mi amado hermano, mi archienemigo, ¿Cómo sucedió eso?

“Con la gaita no es la melodía, es el tono.”

“¿Está cada generación condenada a repetir sin darse cuenta los pecados de la anterior?”

“Recuerdo los montículos de flores a nuestro alrededor. Recuerdo sentir una pena indescriptible y, sin embargo, ser infaliblemente cortés. Recuerdo a las viejitas decir: ¡Ay, ¡qué educado, el pobre muchacho! Recuerdo murmurar gracias, una y otra vez, gracias por venir, gracias por decir eso, gracias por acampar aquí durante varios días. Recuerdo haber consolado a varias personas que estaban postradas, abrumadas, como si conocieran a mamá, pero también pensé: Pero tú no. Actúas como si lo hicieras… pero no la conocías”.

“El estudio, la concentración, requieren una alianza con la mente, y en mi adolescencia yo estaba librando una guerra total con la mía”.

“Nadie tenía una respuesta para un niño que en realidad buscaba un dolor externo que coincidiera con el interno”

“Se me ocurrió entonces que la identidad es una jerarquía. Somos principalmente una cosa, y luego somos principalmente otra, y luego otra, y así sucesivamente, hasta la muerte, en sucesión. Cada nueva identidad asume el trono del Yo, pero nos aleja más de nuestro yo original, tal vez de nuestro yo central: el niño. Sí, la evolución, la maduración, el camino hacia la sabiduría, todo es natural y saludable, pero hay una pureza en la infancia, que se diluye con cada iteración”.

“Recuerdo un titular, dirigido deliberadamente a mi abuela: -Muéstranos que te importa-. Qué irónico, viniendo de los mismos demonios que “se preocupaban” tanto por mi madre que la persiguieron hasta un túnel del que nunca salió”.

Otros post relacionados

Esta entrada fue publicada en Autores y libros, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.