Resumen – Hijos de la Fábula de Fernando Aramburu

Resumen – Hijos de la Fábula de Fernando Aramburu

Introducción

Hijos de la Fábula, escrito por Fernando Aramburu, nos sitúa en 2011, cuando la organización terrorista ETA decide cesar su actividad armada. En este escenario, dos jóvenes, Asier y Joseba, intentan continuar con la lucha, lo que da pie a una serie de situaciones absurdas y cómicas, revelando la fragilidad de sus ideales y la dureza de la realidad.

 Hijos de la Fábula de Fernando Aramburu

La Granja de Albi

Asier y Joseba llegan a una granja avícola en el sur de Francia. Acogidos por Fabien y Guillemette, una pareja francesa, encuentran refugio pero también una rutina monótona. Las condiciones en la granja son básicas, y los jóvenes se ocupan de tareas agrícolas menores. Esta vida simple y dura contrasta con sus aspiraciones revolucionarias, llevando su entusiasmo a chocar con la cruda realidad del día a día rural.

Los Preparativos y la Lucha

Decididos a no rendirse, Asier y Joseba intentan formar su propia organización revolucionaria. Sin armas ni experiencia, sus esfuerzos se vuelven ridículos y grotescos. Este contraste entre sus sueños de grandeza y la realidad cotidiana crea un tono satírico y cómico en la novela. Uno de los episodios más representativos es su intento de secuestrar una gallina, que debería simbolizar una acción revolucionaria, pero se convierte en una farsa, destacando su falta de preparación y seriedad.

Toulouse y Soñando Batallas

En sus visitas a Toulouse, los jóvenes conocen a Txalupa, un veterano de ETA cuya salud deteriorada no impide que inspire a Asier y Joseba con sus historias de lucha. Txalupa ofrece una visión más cruda y realista de la militancia, contrastando con las fantasías juveniles de los protagonistas. Sin embargo, estos encuentros solo subrayan la falta de preparación e ingenuidad de Asier y Joseba, quienes, a pesar de sus grandes sueños, apenas logran llevar a cabo acciones significativas.

Personajes Principales

  • Asier: Un joven idealista y fervoroso de 21 años, pero impulsivo y poco práctico. Asier es el motor del dúo, siempre empujando a Joseba a seguir adelante con sus planes a pesar de las circunstancias absurdas.
  • Joseba: Con 20 años, sigue a Asier más por lealtad que por convicción. Es más reflexivo y representa una voz de razón, aunque frecuentemente se deja llevar por la fuerza de voluntad de Asier.
  • Fabien: El granjero que los refugia, corpulento y amable, pero con sus propios problemas. Fabien aporta un toque de realidad y humanidad a la historia.
  • Guillemette: La esposa de Fabien, solidaria con la causa vasca, pero cuyas interacciones con los jóvenes revelan matices de su carácter y su relación con Fabien. Es una figura maternal y a la vez misteriosa.
  • Txalupa: Un veterano de ETA que ofrece una visión más realista y cruda de la lucha. A pesar de sus problemas de salud, sigue siendo una figura inspiradora, aunque sus historias también muestran las duras realidades de la militancia.
 Hijos de la Fábula de Fernando Aramburu

Conclusión

Hijos de la Fábula es una novela que utiliza el humor y la sátira para ofrecer una reflexión profunda sobre el idealismo juvenil y la realidad de la militancia. La historia de Asier y Joseba es un viaje de autodescubrimiento y desilusión, enmarcado en un momento histórico significativo. La narrativa de Aramburu no solo entretiene, sino que también invita a cuestionar las motivaciones y consecuencias de los actos revolucionarios.

La novela muestra cómo los ideales, por más nobles que sean, a menudo chocan con la realidad. El verdadero desafío radica en mantener la integridad y la humanidad en medio de las adversidades. Aramburu utiliza el humor y la ironía para destacar la fragilidad de las aspiraciones juveniles y la complejidad de la lucha por un cambio real​ (Lecturalia)​​ (Actualidad Literatura)​​ (elperiodicodeespana)​​ (casadellibro)​​ (LaSexta)​.

Esta entrada fue publicada en Autores y libros, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.